Está divino armar campañas re creativas, pero hay que darle más bolilla a medir.

Es muy importante definir con precisión nuestros objetivos, en base a éstos y la analítica es que concluimos si una campaña fue exitosa o no. No en base a nuestras opiniones subjetivas.  Las opiniones tienen que estar fundamentada en los resultados, siempre.

Los objetivos  pueden variar de muchas maneras dependiendo de nuestra campaña, algunos de estos enfoques podrían ser:

Diferentes objetivos:

  • Ventas

Medir cuál es el costo por venta y analizar si es rentable la campaña, o se está invirtiendo más dinero en publicidad que el retorno que genera el producto.

  • Asistencia

Tener en cuenta cuántas personas participaron de un evento, por ejemplo un test-drive o una reunión.

  • Engagement

Comprende las interacciones que tuvo una publicación (likes, comentarios y compartidas). Se puede comparar estos medidores contra las impresiones o simplemente tomar como referencia una publicación promedio y ver si se encuentra por debajo o superior a la misma.

  • Acciones

Lograr que las personas realicen determinada acción como: publicar una foto en su perfil, subir una historia a instagram, descargar una aplicación, registrarse como usuario, suscribirse a un newsletter, completar un formulario de contacto o realizar una llamada, por poner algunos ejemplos.

  • Tráfico a la web

Como lo dice el título, en este punto buscamos que se mueva nuestro sitio web.

Y en paralelo ir utilizando las herramientas que ofrece Google Analytics para lograr entender el comportamiento de los usuarios dentro de nuestra web y tomar decisiones acorde al comportamiento de los mismos. ¿Cuáles son las páginas más visitadas? ¿Qué términos de búsqueda se utilizan más? ¿Cuál es el perfil de los usuarios que ingresan a la web? ¿Cómo es la experiencia del usuario en la web/app? Son algunas de las varias preguntas que nos podemos hacer.

  • Email Marketing

Acá buscamos comparar campañas principalmente a través de las tasas de apertura o tasa de clics, sumados a algunos datos demográficos para apuntar nuestra comunicación de manera más atinada.

  • Tráfico Referido

En este punto buscamos generar contenido relevante con el fin de que otras marcas/empresas, personas/usuarios hablen de vos, generando buena reputación y posicionamiento.

  • Encuestas

Y este por ser el último que marcamos no es menos importante. Recalcamos la idea de que a veces es más preciso invertir en una encuesta para recibir un feedback del usuario/cliente que suponer su opinión y tomar decisiones erróneas que pueden ser costosas a futuro.

¿Y ahora?

Una vez definidos los objetivos, el siguiente paso es desarrollar la estrategia más acorde y efectiva para lograr cumplir los mismos.

Las probabilidades de que la estrategia original se mantenga hasta el final de la campaña son bajas por la flexibilidad que hay que tener en el mundo digital, lo importante es enfocarnos en estos objetivos y lograr entender el por qué se está tomando una decisión y no la otra. Las decisiones se toman siempre fundamentada en los números, analizando herramientas como Google Analytics.

Generalmente los problemas no se generan por cambiar la manera en que ejecutamos una determinada estrategia, sino que, surgen por cambiarla sin un previo análisis que nos esclarezcan los pasos que estamos dando.

Otro aspecto importante es documentar los diferentes cambios que se han realizado, los buenos y los malos. La experiencia siempre sirve para futuras acciones, haciendo este ejercicio podemos reconocer rápidamente qué acciones funcionan para determinado objetivo y cuáles no funcionan.

Acordate, ¡no adivines, medí!

Así que ahora ¡manos a la obra!

Y para esto te podemos ayudar desde el inicio. Incluso te invitamos a participar de una consultoría sin costo para que puedas asegurarte de que tus campañas se están realizando correctamente e identificar oportunidades de mejora. ¿Te animás? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *