Hay una tendencia estética en los últimos años y es que todas las apps se están empezando a ver cada vez más iguales.


Títulos gruesos y mucho más grandes que los párrafos. Varios espacios blancos y pequeños detalles grises.

Tal vez la respuesta más atinada sería la palabra usabilidad.

El uso de las aplicaciones tiene convenciones que se fueron formando entre los que las diseñan y todos los que las usamos.

Si están en un sitio o aplicación tipo e-commerce ¿dónde van a ir a buscar el carrito?

De cabeza arriba a la derecha, y si no, se hace un escaneo rapidito de las esquinas porque seguramente ande ahí, o arriba a la derecha o abajo a la derecha.
Es como el logo, lo vamos a buscar arriba a la izquierda, por ejemplo.

En una aplicación de estas características, es decir que cumplen variadas funcionalidades con muchos caminos posibles de interacciones, hay miles y miles de decisiones entre funcionalidades, comportamientos, detalles, y un largo etc.

A esto se le suma que surgen nuevos medios y van a seguir surgiendo. Sea realidad aumentada, realidad virtual, realidad-loquevenga.

En fin, hay que analizar donde es más relevante tomar estas decisiones en el tiempo acotado que se tiene en un desarrollo. Obvio que hay cuestiones estéticas donde meter mano, pero teniendo en cuenta que el público usa muchas aplicaciones cada día tiene sentido pensar que se le va a poner el ojo a cómo se usan.

¿Y ustedes qué piensan?

Basado en artículo: “Ever wonder why the most popular apps are starting to look the same? It might be a good thing”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *